7 Razones Respaldadas Por La Ciencia Para Comer Más Piña

Si la única vez que comes piña es cuando la sirven en el borde de tu piña colada de verano o en una bandeja de frutas en una reunión de la empresa, te estás quedando sin ella. Esta fruta tropical encaja en todas las comidas, puede ser consumida fresca o congelada, y no es nada floja para el departamento de nutrición. De hecho, hay numerosos beneficios de la piña que debes conocer.

Lo que es aún mejor es que la piña es un alimento casi libre de defectos: es baja en grasas, rica en vitaminas y minerales, y altísima en fibra, agua y antioxidantes.

¿Y el azúcar de esta fruta? Tampoco está tan mal.

Cómo comer más piña

Puedes comer piña a cualquier hora del día. Aquí hay formas creativas de añadir piña a tus comidas:

  • Desayuno: Mezcla piña fresca o congelada en batidos, hornéala en saludables panecillos de zanahoria, o simplemente sirve una porción de una taza junto a tu habitual desayuno de grano.
  • Almuerzo: Añade piña en rodajas finas a un sándwich de pollo a la parrilla, cubre el lomo de cerdo con salsa de piña, o prepara una hamburguesa vegetariana de piña a la barbacoa.
  • Cena: Saltee la piña en dados con arroz frito casero, incluya trozos de piña en su receta favorita, o cocínela a la parrilla y agréguela a los tacos de pescado.

Ahora que nunca se te acabarán las formas de comerlo, aquí tienes 7 beneficios de la piña respaldados por la ciencia, el numero 7 te sorprenderá.

1. Ayuda con la digestión

Uno de los beneficios más conocidos de la piña es su capacidad de promover la digestión. La piña contiene una enzima llamada bromelina, que hace milagros gastrointestinales.

«La fibra y la bromelina que se encuentran en la piña trabajan juntas para promover un funcionamiento saludable del sistema digestivo. La fibra ayuda a mover las cosas, mientras que la bromelina puede ayudar a reducir cualquier inflamación en el revestimiento del estómago».

2. Puede ayudar con la artritis

La bromelina no sólo reduce la inflamación, comer alimentos ricos en bromelina puede reducir el dolor asociado a las condiciones inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide.

3. Puede aumentar sus niveles de serotonina

Comer piña con regularidad podría hacer que tu cuerpo y tu cerebro se sientan bien.

La piña es alta en el aminoácido triptófano. Este aminoácido se utiliza para hacer uno de nuestros más importantes neurotransmisores para mejorar el estado de ánimo, la serotonina.

Los niveles de serotonina, especialmente cuando son demasiado bajos, juegan un papel en muchos trastornos de salud mental, incluyendo la depresión y la ansiedad.

4. Puede mejorar su salud ósea y articular

La piña cruda contiene una gran dosis de manganeso. Este mineral puede ayudar a prevenir la pérdida de hueso en pacientes con osteoporosis. Además, el manganeso puede reducir el dolor en pacientes con osteoartritis cuando se combina con otros suplementos.

5. Puede ayudarte a sanar más rápido

Las investigaciones tanto en humanos como en animales muestran que la aplicación tópica de la bromelina, la enzima milagrosa de la piña, puede ser útil para ayudar al proceso de curación de la piel de las quemaduras. Algunas investigaciones también sugieren que la bromelaína puede ser terapéutica para las lesiones de los tejidos blandos, en particular el dolor muscular después del ejercicio y los moretones, según una revisión de 2016.

6. Puede fortalecer su sistema inmunológico

La piña cumple con sus requerimientos diarios de vitamina C. Una taza de piña en trozos satisface el 131 por ciento de tus necesidades.

La vitamina C no sólo mejora la función del sistema inmunológico, sino que también puede ayudar al cuerpo a formar colágeno. El colágeno es la proteína responsable de la salud y la elasticidad de la piel, las articulaciones y los músculos.

7. Está lleno de antioxidantes

Las piñas contienen grandes cantidades de antioxidantes conocidos como flavonoides. Estos compuestos están asociados con la reducción del impacto de varias condiciones crónicas de salud y relacionadas con la edad, desde el asma hasta las enfermedades cardíacas.