Benefíciate De Las Propiedades Del Ácido Hialurónico

Seguramente has oído hablar del ácido hialurónico o lo has visto en el etiquetado de algunas cremas faciales o quizás en cápsulas que se venden como suplementos nutricionales.

Si quieres conocer a qué se debe su popularidad entonces sigue leyendo, compartimos en este artículo algunas de las propiedades del ácido hialurónico.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un polisacárido de textura viscosa. Existe en el líquido sinovial, el humor vítreo del ojo, la matriz extracelular, el cordón umbilical y el tejido conjuntivo de numerosos organismos.

Está constituido por cadenas de carbohidratos complejos capaces de retener grandes cantidades de agua, por lo que son útiles a la hora de acojinar o lubricar.

Aunque fue descubierto en 1934 por el farmacéutico alemán Karl Meyer, solo a partir de 1996 empezó a aprovecharse de forma extendida en la cosmética.

Beneficios para la piel

Cerca del 50% del ácido hialurónico en el cuerpo se encuentra en la piel. Es el encargado de mantener hidratado el colágeno, que es a su vez es el que da flexibilidad y resistencia a la piel.

Factores como el envejecimiento, la radiación UV, las dietas deficientes y los contaminantes ambientales reducen la cantidad de este ácido en la piel. Las células cutáneas van perdiendo su capacidad de producción de ácido hialurónico, su peso molecular disminuye, por lo que ya no conserva el mismo volumen de agua.

Por lo anterior, el uso de cremas y geles con ácido hialurónico para personas que pasan de los 40 años es altamente recomendado, ya que está considerada como una de las moléculas que más ayuda a retener agua aportando suavidad a la dermis y disminuyendo las arrugas y líneas de expresión. También tiene propiedades regenerativas por lo que está indicado en tratamientos anti edad.

Beneficios para el folículo piloso y el cuero cabelludo

El cuero cabelludo tiene una estructura similar al tejido de la piel en el resto del cuerpo. La mayor diferencia estriba en que contiene miles de folículos pilosos por los que salen los cabellos.

Las capas de tu piel en la cabeza están compuestas de tejido conectivo totalmente embebido en un líquido gelatinoso que nutre e hidrata las capas profundas del cuero cabelludo. El ácido hialurónico es el máximo responsable de este líquido y su presencia repercute en que tengas un cabello brillante, vigoroso y bien hidratado.

Beneficios para las articulaciones

Gracias a su capacidad de absorber hasta 1.000 veces su propio peso en agua es un perfecto bloqueador en la pérdida de líquidos y protección de las articulaciones.

El ácido hialurónico es ideal para personas que necesitan mejorar la flexión de sus rodillas y codos. Los médicos lo recomiendan como cápsulas de suplementos nutricionales a adultos mayores y deportistas de alto rendimiento cuya actividad implica estrés en sus articulaciones.

En tratamientos continuados durante varios meses son capaces de restaurar al 80% la amortiguación en las articulaciones y rejuvenecerlas.

Por si no lo sabías, el líquido sinovial está presente en las cavidades articulares. Su consistencia normal es como clara de huevo y este aspecto se lo otorga el ácido hialurónico. Los cartílagos están sumergidos en el fluido sinovial y de esta forma absorben los nutrientes y eliminan los residuos. Los cartílagos bañados en un líquido sinovial pobre en espesor, terminan por rozar unos con otros y esta la causa principal de algunos tipos de artritis.

Beneficios para la vista

Como ya comentamos, el ácido hialurónico se encuentra en grandes cantidades en el humor vítreo del ojo, de esta forma ayuda a transportar los nutrientes y mantener el interior humedecido, viscoso y amortiguado.

Las personas con problemas de visión –básicamente presbicia o vista cansada– se benefician muchísimo de tratamientos prolongados con cápsulas de este ácido.

La presbicia se manifiesta como resultado de la pérdida de elasticidad del músculo ciliar, un músculo que tenemos dentro del ojo que acomoda el cristalino para que las imágenes cercanas puedan verse con nitidez.

Si bien los suplementos de ácido hialurónico no evitan la presbicia, sí que mejoran el rendimiento del músculo ciliar y le devuelven parte de la elasticidad perdida.

Y por si fuera poco, el ácido hialurónico nos ayuda a mantener las encías sanas, da redondez y consistencia a nuestros labios, elimina las arrugas y las marcas o surcos de expresión… Según las recomendaciones de un especialista puedes usarlo en cremas, cápsulas o inyecciones en diversas zonas del rostro, similar a como se administra el Botox.

Esperamos que este artículo haya despertado tu interés en el ácido hialurónico y sus propiedades. Si ya lo conocías, aprovecha y cuéntanos cuál ha sido tu experiencia al respecto.