Los 10 Mejores Alimentos Para Conseguir Una Piel Brillante

¿Alguna vez te has visto la piel apagada al mirarte en el espejo y te has preguntado por qué? Es importante una buena rutina de cuidado de la piel para eliminar el maquillaje, la suciedad, la grasa, las bacterias, el sudor, la contaminación y las células muertas de la piel.

Pero, ¿sabías que lo que ingieres en tu cuerpo también puede afectar a tu piel desde el exterior? Una dieta alta en alimentos pro inflamatorios, especialmente una alta en grasa, sal y azúcar, puede llevar a una piel opaca, con aspecto cansado y a un envejecimiento prematuro.

La mejor noticia es que los alimentos con alto contenido en nutrientes y antiinflamatorios pueden ayudarte a recuperar un brillo saludable, fresco y juvenil.

Los alimentos que suelen son ricos en vitaminas y minerales, como las frutas y las verduras, también suelen ser ricos en compuestos antiinflamatorios y antioxidantes. Estos ayudan a proporcionar a nuestro cuerpo y a nuestra piel nutrientes que combaten la inflamación y neutralizan los radicales libres, moléculas de oxígeno desagradables e inestables que pueden causar estragos en nuestra piel.

Así pues, he aquí 10 alimentos que deberían formar parte de tu rutina de belleza para que tu piel tenga su mejor aspecto.

1. La batata

Un compuesto llamado betacaroteno da a las batatas su hermoso color naranja. El betacaroteno es un antioxidante que el cuerpo convierte en vitamina A durante la digestión. Así que los boniatos son doblemente buenos para la piel…

Las propiedades antioxidantes ayudan a proteger la piel de los rayos UV que pueden provocar el envejecimiento de la piel, la sequedad y la falta de brillo (aunque no son un sustituto de la protección solar externa). Además, la piel utiliza la vitamina A para estimular la renovación de las células sanas y producir colágeno (las grandes garrapatas que hacen que la piel brille).

Así que la próxima vez que te ofrezcan cuñas de boniato en lugar de las normales, ¡tu piel dice que sí!

2. Pepino

Probablemente, todos hemos utilizado rodajas de pepino para aliviar los ojos hinchados y cansados. Pero eso no es todo, los beneficios del pepino para la piel sobran. Nuestra piel necesita una variedad de nutrientes para mantenerse sana, pero ¿Cuáles son los más importantes?, el agua. ¡Los pepinos tienen un 96% de agua!

Mantenerse hidratado desde el interior ayudará a mantener la piel hidratada desde el exterior. La piel hidratada tiene un aspecto más fresco, más voluminoso y menos apagado que la piel seca, por lo que es importante beber ocho vasos al día.

Si el agua sola te parece tan desabrida como la piel deshidratada y buscas algo más sabroso (y sin azúcar), no busques más allá del humilde pepinillo. Añade unas rodajas a una botella de agua (el limón y el pepino combinan a la perfección) y bebe a pequeños sorbos todo el día.

3. Las frutas del bosque

Una variedad de frutos del bosque, como las fresas, los arándanos y las frambuesas, son jugosos y deliciosos. No sólo nos encantan, nuestra piel también. Las bayas son ricas en un grupo de antioxidantes llamados antocianinas.

Las antocianinas son compuestos vegetales de color rojo, azul y morado que abundan en las bayas.

Se conocen más de 300 antocianinas diferentes, pero todas tienen una importante función en común: ser un potente antioxidante. Las antocianinas ayudan a proteger las células de nuestra piel del daño causado por los radicales libres y el estrés oxidante, que cuando se agravan pueden dar lugar a una piel sin vida y sin brillo.

4. Piña

La piña puede ser difícil de manejar, pero quédate con ella y tu piel te lo agradecerá. Esto se debe a que la piña contiene un nutriente poco conocido llamado bromelina.

La bromelina es en realidad una enzima y se ha demostrado en varios estudios que tiene poderosas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Nos enteramos de que se trata de una propiedad importante para mantener una piel brillante.

La piña también es rica en vitamina C, que favorece la producción de nuevas células de la piel, perfecta para sustituir las células muertas y apagadas por otras nuevas. Siga leyendo para saber por qué los cítricos ricos en vitamina C son tan beneficiosos para una piel radiante.

5. Té verde

El té verde se ha ganado la corona de superhéroe y es tan bueno para la piel que incluso se incluye en algunos productos de cuidado de la piel. Es extremadamente rico en polifenoles, compuestos vegetales con potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. El consumo regular de té verde puede ayudar a calmar la piel inflamada y agrietada causada por la rosácea y el eczema.

El principal polifenol del té verde, llamado galato de epigalocatequina (EGCG), es un antioxidante especialmente potente que protege la salud de las células de la piel: unas células de la piel sanas equivalen a una piel brillante.

Además, guarda las bolsas de té verde que hayas utilizado. Una vez frías, ábrelas y aplícate las hojas sobre la cara. Relájate durante diez minutos y deja que los polifenoles actúen para calmar la piel irritada o estresada.

6. Mango

La crema de mango es un ingrediente muy utilizado en los productos para el cuidado de la piel. Elaborada a partir del aceite extraído de las semillas del árbol del mango, tiene un rico sabor y se siente muy bien en la piel.

Pero, ¿sabías que el mango también puede ayudar a la piel desde el interior? Comer mangos significa que tu cuerpo se inunda de vitaminas, minerales y más antioxidantes beneficiosos para la piel.

Los mangos son ricos en un antioxidante especial llamado mangiferina, que ayuda a proteger las células de la piel del daño causado por los rayos ultravioleta del sol. Las quemaduras solares pueden provocar el envejecimiento de la piel, lo que puede hacer que esta pierda su brillo natural. A partir de ahora, ¡el mango debería pasar a llamarse mango!

7. Las semillas de calabaza

Lo que a las semillas de calabaza les falta en tamaño, les sobra en nutrientes. Al igual que muchas otras semillas, como las de girasol, las de calabaza son ricas en vitamina E, un importante nutriente para la piel. (Para saber por qué, consulta más abajo los aguacates y las nueces).

Las semillas también son una gran fuente de zinc. El zinc es un mineral con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a proteger la piel de la inflamación crónica y el daño de los radicales libres.

La inflamación crónica y los radicales libres pueden acumularse en el cuerpo debido a la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el estrés e incluso el ejercicio intenso y prolongado. Una de las consecuencias puede ser una piel pálida, cansada y sin vida.

Por lo tanto, ¡una pequeña cantidad de semillas ricas en zinc al día puede conducir a una piel más sana y radiante

8. Frutos cítricos

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano. Forma un » armazón biológico » bajo la piel, manteniéndola regordeta y joven. A medida que envejecemos, alrededor de los 25 años, empezamos a perder nuestras reservas naturales de colágeno. El resultado es la formación gradual de líneas finas y arrugas y la flacidez de la piel.

La vitamina C estimula la producción de colágeno (y también actúa como un potente antioxidante). Por lo tanto, consumir alimentos ricos en vitamina C es una forma estupenda de mantener la piel rellena, joven y radiante.

Los cítricos, como las naranjas, los limones, las limas y las toronjas, se encuentran entre los alimentos más ricos en vitamina C y son imprescindibles en su lista de compras para una piel radiante.

9. Aguacate

Este superalimento, adorado por celebridades, personas de moda y vegetarianos por igual, está repleto de ácidos grasos esenciales, es decir, grasas buenas que son vitales para la salud de la piel.

Los ácidos grasos esenciales, que se encuentran en las capas más externas de la piel, contribuyen a mantenerla humectada, hidratada, rellena y flexible, y son literalmente todo lo que necesitamos para brillar.

Los aguacates también son ricos en vitamina E, una vitamina antioxidante que hidrata la piel y ayuda a compensar los molestos radicales libres que dañan y oscurecen las células de la piel. La vitamina E está estrechamente relacionada con la vitamina C, por lo que un chorrito de limón sobre un aguacate puede potenciar su sabor y sus beneficios.

10. Nueces

Las nueces son un auténtico regalo para la piel. En primer lugar, al igual que los aguacates, tienen un alto contenido en ácidos grasos esenciales. El cuerpo no puede fabricar estas grasas buenas por sí mismo, así que debemos obtenerlas a través de nuestra dieta. (Las nueces son una de las fuentes dietéticas más ricas en ácidos grasos omega-3, y sus efectos antiinflamatorios en la piel han sido bien estudiados para ayudar a mantener la piel sana y nutrida.

De hecho, el perfil nutricional de las nueces es muy similar al de los aguacates, ya que también son ricas en vitamina E, que favorece la piel.

Así que la próxima vez que comas una tostada de aguacate, espolvorea con algunas nueces picadas para que sean más crujientes y ayuden a la piel. Come esta combinación en el desayuno y estarás radiante incluso antes de salir de casa.

Hermosa por dentro y por fuera

La forma de nutrir tu piel desde el interior es tan importante como nutrirla desde el exterior. Si la sofocas con ingredientes artificiales agresivos, tu piel puede volverse un poco hostil, al igual que si la alimentas regularmente con alimentos poco saludables.

Así que la próxima vez que busques un nuevo limpiador o una crema hidratante, echa un vistazo al pasillo de las frutas y las verduras para no irritar la piel.